CUCARACHAS

Las cucarachas domésticas son insectos de vida nocturna. Se refugian durante el día en grietas, detrás de los muebles, bajo papeles, en cañerías, desagües y zonas húmedas. En estos escondites o zonas de reposo es común encontrarlas agrupadas.
Esto se debe a que poseen hormonas de agregación, pero no son consideradas insectos sociales.

Si el clima es apropiado pueden vivir en los alrededores de las viviendas humanas, entrando a ellas para alimentarse.
Estos insectos omnívoros, en su búsqueda de alimento (basura, excrementos, pelo, esputos, alimentos frescos, restos de comidas de origen animal y vegetal) contaminan superficies, materias primas y utensilios para preparar comidas.
Dicha contaminación se agrava por los hábitos de estos insectos, ya que defecan y regurgitan mientras se alimentan.

Algunas de las enfermedades que propagan son: salmonelosis, lepra, cólera, micosis, neumonía, difteria, ántrax, tétanos, tuberculosis, toxoplasmosis, diarreas y gripes.

Otro aspecto importante es que son las principales causantes de alergias, en proporción mayor que los ácaros y los epitelios de perros y gatos.En las casas infestadas de cucarachas, las proteínas que están en los fragmentos aplastados del cuerpo de las cucarachas y en las heces se convierten en un componente del polvo que hay en la casa.

cucarachas

Después de respirar el polvo en una casa infestada de cucarachas, los niños y adultos que son sensibles al polvo desarrollan síntomas alérgicos parecidos a los de la fiebre del heno: secreción nasal, ojos que pican y estornudos.
Algunas personas que son alérgicas a las cucarachas pueden desarrollar asma, que puede ser una condición médica de vida o muerte.
La exposición a plagas urbanas podría afectar a entre el 4 y el 17 por ciento de los niños que viven en áreas urbanas.

Damos algunas medidas importantes a seguir:

La limpieza: En cuanto a no dejar accesibles restos de alimentos.
Las reparaciones estructurales, para la eliminación de sitios de abrigo y grietas el aislamiento de las rejillas de desagües, la eliminación de lugares húmedos etc.

El control Un tratamiento único, con un determinado insecticida, tiene por resultado una baja en la infestación; pero al tiempo las cucarachas recuperarán su número original. Por lo tanto se recomienda un estudio para la ubicación de los lugares de refugio y por lo menos dos tratamientos diferentes.
Es importante mantener un plan de acción a lo largo del tiempo, con aplicaciones periódicas cada 2 o 3 meses dependiendo del uso del lugar en cuestión.

Tener en cuenta que la grasa así como la suciedad, en casas o cocinas comerciales, puede disminuir sustancialmente la acción residual de los insecticidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *